Manifiesto de la FAPE por el Día Mundial de la Libertad de Prensa

Por un periodismo  digno, profesional y sin presiones
 
La crisis económica ha provocado un debilitamiento de los medios de comunicación que les ha vuelto vulnerables a la presión de todo tipo de poderes.  Esta situación afecta también al periodismo, en mayor o menor medida, porque influye en el ejercicio de la profesión en un entorno de precariedad laboral. Para salvar el derecho a la libertad de prensa no sólo corresponde proteger y defender a periodistas y medios de comunicación, sino también a la sociedad en su conjunto, teniendo en cuenta que el de recibir información veraz es un derecho fundamental.
Los avances tecnológicos de carácter digital han creado un campo en el que se producen confusiones entre rumores, informaciones y falsedades, y cuya convivencia proporciona un ambiente donde se registran con frecuencia colisiones entre derechos fundamentales. De ahí el compromiso de la Federación de Asociaciones de la Prensa deEspaña (FAPE) por llamar la atención de la sociedad sobre su responsabilidad ante la necesidad de la libertad de prensa: sólo podrá llevarse a cabo desde la formación de ciudadanos críticos con los medios de comunicación, desde la madurez democrática, la responsabilidad e independencia.
El empeño que persigue la FAPE para que se incluya formación específica sobre medios de comunicación en las aulas de los institutos tiene el objetivo de conseguir que, desde las edades más tempranas, se aprenda a separar informaciones de opiniones, diferenciar medios, exigir transparencia en cuanto a financiación, reclamar la independencia de los poderes públicos frente a los gobiernos y exigir un compromiso ético de los periodistas. De esta forma, a los ciudadanos se les podrá pedir también un adecuado comportamiento en las redes sociales y en otras herramientas que facilita Internet.
Por todo ello en el Día Mundial de la Libertad de Prensa, la FAPE hace un llamamiento a los ciudadanos para que, entre todos los sectores sociales,  consigamos un auténtico periodismo y que podamos contar con próximas generaciones libres también, pero formadas adecuadamente. Que demanden unos medios públicos con independencia de los Ejecutivos y que exijan transparencia en cuanto a la financiación por publicidad institucional.
Como principal organización profesional en España,  la FAPE defiende la titulación de Periodismo y un ejercicio profesional donde no se explote a alumnos en prácticas mientras se despide a redactores con experiencia,  con unas condiciones laborales dignas.
Porque el derecho a la información es de los ciudadanos, no de los poderes, queremos una sociedad formada, así como un periodismo digno, profesional y sin presiones.
Es de justicia reivindicar en esta fecha el papel del intelectual José Isidoro Morales, padre de la libertad de prensa e imprenta en España, como autor del decreto de la libertad de imprenta promulgado por las Cortes de Cádiz. Nacido en Huelva en 1758 falleció en el exilio parisino en 1818 y fue el autor del decreto de la libertad de imprenta promulgado por las Cortes de Cádiz. Esta reivindicación fue aprobada por la Asamblea General de la FAPE recientemente celebrada en Mérida.