El Gobierno vasco sanciona a Hala Bedi Irratia aplicando la Ley Mordaza

El Colegio y la Asociación Vasca de Periodistas lamentan esta decisión y recuerdan que dicha ley es un ataque directo al derecho de información y, por tanto, a la labor que desarrollan los profesionales de los medios de comunicación

 

El pasado 18 de mayo dos periodistas de Hala Bedi cubrieron el corte de luz que en el barrio de Errekaleor llevó a cabo Iberdrola con el apoyo de la Ertzaintza, siendo Hala Bedi el único medio que fue testigo de lo que estaba pasando desde dentro, ya que los que llegaron más tarde no tuvieron la opción de informar de forma adecuada ni acercarse al lugar, puesto que la Policía vasca impidió el acceso.

Asimismo,  como ya denunciaron entonces desde Hala Bedi, un ertzaina se acercó a los dos periodistas y empezó a golpearlos y empujarlos por estar grabando con el móvil. Como resultado de esa agresión, rompieron el teléfono a uno de ellos.

Cabe destacar que es la primera vez que la Ertzaintza sanciona con la “Ley Mordaza” a un periodista. La multa -que asciende a 602 euros- según la versión de la Policía, es por romper el cordón policial y acometer, supuestamente, contra los agentes. La prueba que tenían los dos periodistas que cubrieron el corte de luz estaba en el móvil roto, por lo que no han podido recuperar los archivos.

Tal y como recuerdan desde Hala Bedi, el 22 de junio de 2016, el Gobierno vasco tomó “el compromiso de no aplicar la Ley Mordaza”. Sin embargo, desde entonces han sido varias las multas, los procesos judiciales y las agresiones contra periodistas.

Desde Hala Bedi advierten de que no van a pagar la multa por tratarse de una ley injusta y han anunciado que tienen la intención de iniciar un proceso jurídico, a medio plazo.

Desde el Colegio y la Asociación Vasca de Periodistas, una vez más, recuerdan que la “Ley Mordaza” es un ataque directo al derecho de información y, por tanto, a la labor que desarrollan los profesionales de los medios de comunicación, por lo que exigen su retirada inmediata.