Los medios son esenciales para fomentar una ciudadanía intolerante con la violencia machista

La presidenta de la FAPE expuso las pautas para informar adecuadamente sobre igualdad y maltrato de género e insistió en el rechazo de su Federación a los anuncios de contactos, durante su intervención en el IV Encuentro de la Red de Radios Universitarias Latinoamericanas, del Caribe y España.

Los medios de comunicación constituyen una herramienta esencial para denunciar la violencia machista ante la opinión pública y los periodistas tienen un papel destacado para concienciar a la ciudadanía de que debe ser intolerante con esta violencia”, así lo manifestó, ayer por la tarde, la presidenta de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) , Elsa González, en el IV Encuentro  de la Red de Radios Universitarias Latinoamericanas, del Caribe y España, en el que participó como ponente junto a Octavio Salazar, profesor de derecho constitucional de la Universidad de Córdoba, bajo la moderación de Paloma Contreras, directiva de la Asociación de la Prensa de Huelva y secretaria de la Asociación de radios Universitarias de España (ARU).

Tras señalar la misión educativa, cultural y de servicio público de las radios universitarias y su contribución en la renovación profesional, a través de la formación y la experiencia, la disertación de González estuvo enfocada al tratamiento de la igualdad de género y la violencia machista en los medios de comunicación. A ese respecto, destacó la necesidad de introducir unas buenas pautas en el mundo de la información, tales como presentar los casos de este tipo de violencia como un problema generalizado que afecta a muchas mujeres y no como situaciones aisladas; informar, siempre que sea posible, en positivo; no limitar el tratamiento a los hechos dramáticos y divulgar los casos en que las víctimas han conseguido salir de los malos tratos; introducir siempre en las noticias información útil, como el número de teléfono de atención 016; o el respeto a la intimidad de las afectadas.

Tras reiterar el rechazo de la FAPE a los anuncios de contactos en la prensa, porque “las empresas periodísticas no pueden colaborar con una publicidad que esconde mafias”, Elsa González  se mostró partidaria de que se promuevan espacios informativos que ayuden a generar una conciencia social sobre el problema de la violencia machista, y señaló la necesidad de fomentar la autorregulación, el compromiso y la implicación de los periodistas y los medios, “función que ejerce, con el reconocimiento de la profesión, la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología del Periodismo, impulsada por la Federación”.

Para la presidenta de la FAPE, los medios deberían fomentar el empoderamiento de la mujer y resaltar su capacidad de liderazgo y, empezando desde dentro, aumentar el número de mujeres en sus consejos de administración en los que el porcentaje de mujeres sigue estancado en porcentajes mínimos “lo que genera que la información esté dirigida y concebida por hombres”.