Deprecated: Non-static method JSite::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /usr/home/asociacionprensaalicante.es/web/templates/gk_news/lib/framework/helper.layout.php on line 181 Deprecated: Non-static method JApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /usr/home/asociacionprensaalicante.es/web/includes/application.php on line 536

Casi 5.850 afectados por la crisis de los medios madrileños

Noticia de APM

A 27 de mayo de 2014, el Observatorio de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) para el seguimiento de la crisis lleva registrados desde mediados de 2008 5.848 trabajadores afectados por la crisis del sector periodístico madrileño: 5.353 despidos, 191 prejubilaciones y 304 reubicaciones en otros medios. En comparación con la última actualización del Observatorio, realizada hace siete meses, supone un aumento de 387 afectados y, en concreto, de 329 despedidos.

Una parte considerable de estos despidos –131– se produjeron en el Grupo Intereconomía. A finales de enero, en Intereconomía TV se acordó un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para 95 trabajadores (23 periodistas), con una indemnización de 25 días de salario regulador por año de servicio, sin límite de mensualidades. El canal solo se verá ya en abierto en Madrid y en la Comunidad Valenciana y en plataformas de pago. Y un mes antes, este grupo cerró su diario impreso, “La Gaceta”. Además de la salida de los 28 periodistas que quedaban en la redacción de papel tras dos ERE, el expediente de extinción de empleo incluyó el despido de otros 8 de la web (Gaceta.es no cerró). Por tanto, el cierre significó que se quedaran en la calle 36 trabajadores, con una indemnización de 24,6 días por año trabajado y un límite de 100.000 euros.

Las televisiones han tomado el relevo de los diarios y las revistas como principal sector destructor de empleo. A las bajas en Telemadrid –recogidas en el anterior Observatorio– y a las mencionadas de Intereconomía TV hay que sumar las de Atresmedia, que despidió el 24 de enero a 17 trabajadores: tres redactores y 14 empleados de producción de la cadena, con una indemnización de 45 días por año trabajado.

El 6 de mayo, nueve canales de la Televisión Digital Terrestre (TDT) dejaron de emitir tras el requerimiento del Ministerio de Industria, en cumplimiento de una sentencia del Tribunal Supremo. Atresmedia tuvo que cerrar Nitro, Xplora y La Sexta 3; Mediaset, La Siete y Nueve; Veo TV (Unidad Editorial) pasó AXN a plataformas de pago y cerró el canal de teletienda que ocupaba antes Marca TV, y Net TV (Vocento) clausuró otros dos canales de teletienda que dejaron libres Intereconomía y MTV España. El cierre de los tres canales de Atresmedia supuso el despido de 26 personas (nueve en plantilla y 17 de la empresa Mediaconti, de la productora Mediapro), la mayoría de ellos técnicos. En el resto de los cierres de las cadenas, según sus respectivos comités, no ha habido despidos; otra cosa son lo que se hayan ejecutado en las productoras externas. De igual manera, el Supremo aún debe decidir si cierra otros ocho canales de la TDT.

Aunque a un ritmo menor, los grandes grupos de comunicación siguen reduciendo personal. En la Agrupación de Servicios de Internet y Prensa (ASIP), la empresa del Grupo Prisa que presta servicios de Producción y Administración a “El País”, “AS”, “Cinco Días” y Prisa Revistas, se produjo un ERE con 56 bajas, 35 prejubilaciones y 15 reubicaciones (cuatro recolocaciones en Pressprint y once externalizaciones). La indemnización fue de 38 días por año de servicio y un máximo de 24 meses, con una paga lineal de 10.000 euros y medio mes de salario.

A principios de abril, Vocento cerró el portal deportivo Grada 360, despidiendo a cinco trabajadores y reubicando a los otros tres en Comeresa Prensa, redacción central del grupo. Las indemnizaciones fueron de 33 días por año trabajado con un tope de 24 mensualidades.

Unidad Editorial cerró a finales del pasado año “Magazine”, suplemento del diario “El Mundo” que llevaba 14 años publicándose. De sus diez trabajadores, nueve fueron reubicados en otros suplementos del grupo (seis en “Fuera de Serie”, dos en “Yo Dona” y uno “La Otra Crónica”) y uno se acogió al plan de bajas voluntarias que estaba en marcha. Este plan supuso finalmente la salida de 120 empleados (91 en Madrid), ya que, como estaba previsto, salieron otros nueve trabajadores (siete en Madrid) que se recogen ahora en este Observatorio. Las indemnizaciones oscilaban entre 35 y 45 días por año trabajado.

En el Grupo Zeta se pactó un plan de bajas voluntarias al que se apuntaron 49 personas. En Madrid salieron 16 trabajadores; casi todos ellos de revistas de cliente y de “Woman”. En Barcelona, 33; casi todos de “El Periódico de Catalunya”.

Por su parte, Europa Press despidió a finales de enero a tres periodistas de la delegación central de Madrid que pertenecían al área de Internet. Las indemnizaciones fueron de 20 días por año de servicio y un tope de 12 mensualidades. Un mes antes, la agencia también despidió a un periodista del área de Internacional.

Y el mundo de las revistas prosigue con su particular vía crucis. Tras dos ERE, varios recortes y cierres, el Grupo G+J despidió a siete trabajadores en Motorpress Ibérica en noviembre y acordó al mes siguiente dos expedientes más con otras 35 bajas –20 en G+J y 15 en la empresa de servicios Gestión de Publicaciones y Publicaciones (GPS)–. Los despidos se saldaron con 31 días por año trabajado con un tope de 24 meses, más una cantidad lineal de 4.500 euros a los que ganaban 30.000 euros o menos.

El grupo de revistas médico-científicas Drug Farma cerró a principios de abril su editora Spanish Publishers Associates (SPA) y la empresa Prodrug Multimedia, lo que significó el despido de 13 trabajadores (cinco de ellos periodistas), que recibirán una indemnización de 20 días por año trabajado con un límite de doce mensualidades. Según los trabajadores, Drug Farma ha traspasado la revista “El Dentista del Siglo XXI” a Ediciones Avances Médico Dentales S.L. y “Medical Economics” a Intempore Comunicación Integral y, siempre y cuando no haya más traspasos, ha cerrado cinco revistas: “Dental Practice”, “EFC” (“Enfermería Familiar y Comunitaria”), “JADA”, “Gerokomos” y “Semst”. Y ya dejó de editar a finales de 2012 “Cosmetic Surgery Times”.

Asimismo, Dossier Media cerró el periódico “Dossier Empresarial” y la web Dossierempresarial.com, lo que afectó a nueve trabajadores en plantilla (todos en Madrid, seis de ellos periodistas) y a tres colaboradores (dos en Madrid y uno en Barcelona). Las indemnizaciones se acordaron con un límite de 33 días por año trabajado, aunque se está a la espera de confirmación en los tribunales.

Por último, El Nuevo Vínculo S.L., del Grupo Diariocrítico, cerró cinco sitios webs: Nuevo Vínculo, Vínculo Europa, Vínculo México, Vínculo Venezuela y Vínculo Marítimo. Ello ha propiciado la baja de cinco periodistas colaboradores (dos de ellos de Madrid).

Con todos estos cierres, la cantidad de medios desaparecidos anotados en este observatorio madrileño asciende a 138 desde 2008, además de 43 expedientes de regulación de empleo y otros 112 procesos de despidos.

Tras los despidos, arraiga la precariedad

Después de los grandes procesos de despidos llevados a cabo en los medios españoles, junto a las sillas vacías de los compañeros desalojados, lo que subyace en las redacciones es la precariedad. Salarios reducidos a su mínima expresión, convenios colectivos acordados bajo amenaza de despidos y desvestidos de derechos laborales otrora innegociables, plantillas insuficientes y explotadas, control ideológico, temor latente a quedarse en la calle que dificulta el libre e independiente ejercicio del periodismo…

Varias empresas del Grupo Prisa han acometido rebajas salariales: en la Cadena SER, de hasta un 7 % ante la amenaza de 300 despidos; en Prisa TV (antiguo Sogecable), del 10 % a cambio de mantener el convenio colectivo; en el diario “AS”, de un 1 %, y el acuerdo del ERE de ASIP implicó una reducción del sueldo de entre el 3 y el 10 %.

El plan de bajas voluntarias del Grupo Zeta vino acompañado por un Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE) para los próximos tres años, desde abril de 2014 hasta abril de 2017. Este expediente temporal contempla dos modalidades: reducción de jornada (10 % de la jornada diaria) o suspensión de contrato (22 días laborables al año), con las consiguientes reducciones salariales.

Y en la Cadena COPE se mantendrá durante 2014 la reducción salarial de un 10 % de media que rigió el año pasado.

Eso para los que sobreviven en las redacciones. A su vez, algunos despedidos, por si no fuera suficiente con tener que buscar trabajo, tienen que batallar en los tribunales por sus indemnizaciones o incluso para cobrar nóminas atrasadas. Así, a muchos despedidos del Grupo Intereconomía, especialmente de la televisión y del diario, les deben varios meses de salario y las indemnizaciones.

También los trabajadores de Drug Farma y de Dossier Media se quejan de que se les adeudan varias nóminas.

El Tribunal Supremo declaró improcedente el 26 de marzo el ERE en el ente público Radio Televisión Madrid por no estar ajustado a derecho. Por ello, los trabajadores tendrán que ser indemnizados con 45 días por año trabajado con un tope de 42 mensualidades hasta la aprobación de la reforma laboral (febrero de 2012) y 33 días y 24 mensualidades a partir de esa fecha, en vez de los 20 días y 12 mensualidades estipulados inicialmente.

Y lo mismo sucedió con Prisa, que ha sufrido ya varios reveses judiciales. Entre ellos, el Supremo confirmó la nulidad de las condiciones del despido colectivo en Prisa Corporativo, obligando a Prisa a indemnizar a los exempleados con 45 días por año y 42 mensualidades.