La FAPE defiende la necesidad de colaboración de los periodistas en el currículum de la educación mediática

 La FAPE, representada por su presidenta, Elsa González, y su vicepresidente primero, Aurelio Martín, ha defendido la necesaria colaboración de los profesionales de la información en el currículum de la educación mediática y han aportado los criterios de la organización en cuanto a la inclusión de ésta en las facultades de Educación y Comunicación, durante la celebración del III Congreso Internacional de Educación Mediática y Competencia Digital

 

En el encuentro,  clausurado, este fin de semana, en el campus “María Zambrano” de la Universidad de Valladolid,  con presencia de 400 profesionales procedentes de las más prestigiosas universidades y entidades de todo el mundo,  González se refirió a una de las líneas en las que viene trabajando la FAPE, como es la creación de una asignatura o estudios más concretos que los existentes actualmente en la Educación Secundaria sobre medios de comunicación.  Coincidiendo con el futuro Pacto de la Educación, este tema ha sido propuesto personalmente al ministro Íñigo Méndez de Vigo,  y a representantes de los grupos Popular, Socialista y de Ciudadanos, que han aceptado la invitación a las reuniones propuestas.

En un encuentro, junto a algunos a los coordinadores de un área del congreso,  Agustín García Matilla, Sara Osuna y Roberto Aparici, Elsa González sostuvo que es preciso suscitar una actitud responsable y crítica ante la información, individual y colectiva, y alcanzar una opinión pública madura, partiendo de que muchos jóvenes no diferencian demasiado los medios de comunicación de las redes sociales.

Además, la presidenta de la FAPE habló del trabajo para conseguir el desarrollo o la creación, en algunos casos,  de la asignatura de Ética Informativa en todas las facultades de Periodismo e Información Audiovisual.  Y el empleo, como material formativo, de las resoluciones de la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología del Periodismo.

Por su parte, Aurelio Martínlamentó que la colaboración de los profesionales de la información con la Universidad sea aún “francamente mejorable”, al  depender principalmente de actitudes personales.  Tras advertir que la crisis ha sido culpable de la caída de profesionales de la información en las aulas, como asociados, y de reducir el periodismo a una especie en extinción, reivindicó la profesión como necesaria en la intermediación entre el mensaje y el destinatario, con el fin de investigar, verificar y confirmar la información.

En una mesa con García Matilla, decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas, Sociales y de la Comunicación del campus de la UVa,  con Pedro Soler, de “Teledetodos”,  y Carme Mayugo, doctora en educomunicación y comunicación comunitaria,  Martín se refirió a los encuentros entre la FAPE y la Asociación Española de Universidades con Titulaciones de Información y Comunicación (ATIC), a quien han hecho llegar varias peticiones.

Entre estas se encuentran la creación de una figura académica,  capaz de conceder créditos a los asistentes,  para seminarios, cursos o talleres organizados por las organizaciones profesionales en colaboración con las correspondientes facultades y que éstas lleven a cabo tareas de formación permanente o actualización de periodistas en ejercicio.

Otro de los asuntos que centró la intervención del vicepresidente de la FAPE fue la necesidad de que se haga cumplir el decreto de prácticas y que se fije remuneración obligatoria, siendo estrictos en lo correspondiente a la tutorización de las mismas, tanto por la empresa como por las universidades, y al horario.  En su opinión, no se puede consentir una explotación de jóvenes en prácticas, ocupando puestos de estructura en las empresas, mientras despiden a los periodistas de la plantilla.