La FAPE se adhiere a la FIP para exigir al presidente mexicano que cumpla su promesa de protección a los periodistas

La FAPE apoya la medida adoptada por la Federación Internacional de Periodistas, en la que está integrada, que  ha enviado una carta al presidente de la República de México pidiéndole que aplique las medidas que prometió tras el asesinato, el 15 de mayo, de Javier Valdez.  México es actualmente el país más mortífero del mundo para los periodistas, con ocho asesinatos registrados  en lo que va de año

 

A mediados de mayo y ante el revuelo internacional que se produjo como consecuencia del asesinato del respetado periodista Javier Valdez, el presidente Peña Nieto prometió cuatro medidas para reforzar la libertad de expresión en México, uno de los derechos humanos reconocidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas: el fortalecimiento de la estructura y el presupuesto del mecanismo de protección de periodistas, que este año no ha recibido ninguna financiación y malvive con partidas presupuestarias anteriores, y el de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), que corre la misma suerte, ha denunciado la FIP.

La situación es tal, que las Naciones Unidas han seleccionado a México junto con otros tres países para aplicar su Plan de Acción en materia de seguridad de periodistas e impunidad en los crímenes contra la prensa.

Peña Nieto prometió igualmente el establecimiento de un esquema nacional de coordinación con las entidades federativas y un protocolo de acción, así como la coordinación de las autoridades locales y federales para garantizar la atención a delitos contra periodistas, que se han multiplicado en los últimos años.

En la misiva, la FIP urge a la administración de Peña Nieto a mostrar el compromiso y la voluntad política de hacer frente a esta problemática que afecta no sólo los derechos humanos y laborales de los y las periodistas, sino que desdibuja la integridad democrática de México.

¨Lamentamos que en el transcurso de su mandato, lejos de resolverse, el escenario haya empeorado notablemente, acentuando el entorno de vulnerabilidad dentro del cual se desempeñan los trabajadores y trabajadoras de prensa. En este sentido, desde la FIP le conminamos, respetuosamente, a que antes de que concluya su sexenio, haga explícito su compromiso de resolver los 34 crímenes y tres desapariciones de periodistas perpetrados desde finales de 2012, y se haga justicia enjuiciando a los autores materiales e intelectuales de los mismos¨, ha expresado el secretario general de la FIP, Anthony Bellanger.

Mediante el envío de esta carta, la FIP lanza una campaña internacional junto con su afiliado mexicano, el Sindicato Nacional de Redactores de Prensa (SNRP), a la que se suma la FAPE, en favor de la seguridad de los periodistas mexicanos basada en dos líneas de acción: la prevención, mediante el fortalecimiento de dicho mecanismo de protección para garantizar que los periodistas puedan seguir haciendo su trabajo con garantías y sin miedo, y la investigación, que concierne a la FEADLE, cuya misión es la de dirigir, coordinar y supervisar las investigaciones y, en su caso, perseguir los delitos cometidos contra quienes ejercen la actividad periodística o se cometan en razón del ejercicio de derecho a la información o de libertad de prensa y expresión.

La FIP y el SNRP buscan así prevenir más asesinatos y agresiones contra los comunicadores en México y, al mismo tiempo, luchar contra la impunidad de estos crímenes,  que roza la escandalosa cifra de 99,85% y que da alas a futuros ataques y a un virtual estado de censura y autocensura en el gremio.

La FAPE, junto a diversos afiliados de la FIP, planean reunirse próximamente con los embajadores mexicanos en sus respectivos países para discutir la acuciante situación de libertad de prensa y seguridad de los periodistas en México, así como apoyar las campañas regionales y las diversas acciones llevadas a cabo por los sindicatos y organizaciones de periodistas en México.

También prevén aunar fuerzas con otras organizaciones de derechos humanos y libertad de expresión en el país como Article 19 y sumarse a sus iniciativas, así como hacer el seguimiento de una selección de crímenes para lanzar una investigación y llevarlos ante los tribunales para que se haga justicia.

Además, el presidente de la FIPPhilippe Leruth, ha enviado otra carta al Procurador General de la RepúblicaRaúl Cervantes Andrade, pidiéndole que la Justicia mexicana dé prioridad a la lucha contra la impunidad, como prometió hacer el Fiscal General de Colombia durante una entrevista que mantuvo con Leruth en Bogotá el mes pasado.

En diciembre de 2015, la FIP publicó ¨A mí, sí me puede pasar¨, un Protocolo para la Autoprotección de Periodistas y Trabajadores de los Medios de Comunicación junto con el SNRP y la Federación de Periodistas de América Latina y el Caribe (FEPALC) y financiado por EL afiliado canadiense, UNIFOR, donde se abordaban estas cuestiones de seguridad.