Veracidad, contraste, rigor y profesionalidad también en San Fermín

La Asociación de Periodistas de Navarra y el Colegio Navarro de Periodistas / Nafarroako Kazetarien Elkargoa hacen un llamamiento a los medios de comunicación, reporteros gráficos, fotógrafos y periodistas para insistir en que la información, también durante las fiestas, debe seguir amparándose en esas tres premisas

 

En un comunicado hecho público, ambas organizaciones afirman que, también durante los Sanfermines, debe primer en las noticias que se publican el rigor, la profesionalidad, la veracidad y el criterio del buen hacer periodístico, demostrando la honradez que se supone. El periodista busca la noticia pero no la exageración, el amarillismo, el sensacionalismo o  las informaciones mal intencionadas.

“Antena 3 TV ha emitido un entrecomillado’ reportaje grabado por una periodista con su móvil, sobre las fiestas de San Fermín, con el título: ‘Una reportera de Espejo Público sufre el acoso masculino en Sanfermines’. Esta es una problemática que viene sucediéndose en estos últimos años -hablamos de las agresiones sexistas- tanto en las fiestas de Pamplona como en las de otras localidades.  Los medios de  comunicación han hablado, escrito y difundido imágenes de todo tipo sobre esta cuestión, volcándose insistentemente en los días de San Fermín”, dice el comunicado.

“La Asociación de Periodistas de Navarra y el Colegio Navarro de Periodistas / Nafarroako Kazetarien Elkargoa consideran  que  falta rigor en  esta información; la reportera no está haciendo un reportaje de investigación,  no se presenta como periodista y se acerca a grupos de chicos y chicas que han bebido durante la fiesta. Con esta noticia se busca el amarillismo y la actuación directa de unos jóvenes bebidos. Este reportaje, tal y como se presenta en la televisión, no podemos calificarlo de periodismo porque vulnera las normas primarias del buen ejercicio de la profesión.

El periodista y el medio deben concienciar y no desvirtuar la realidad constriñendo el foco de su visión. Reflejar una idea de barbarie sobre una fiesta no es lo correcto. Reportajes como este hacen un flaco favor a unas fiestas, a una ciudad entera pero también al periodismo. Pamplona vive sus fiestas, como siempre, acogiendo a todos los que se acercan para disfrutar de ellas. Desde las instituciones navarras se ha trabajado -y se sigue haciendo- en campañas que conciencian y, a la vez, condenan sin paliativos las agresiones sexistas.

La Asociación de Periodistas de Navarra y el Colegio Navarro de Periodistas / Nafarroako Kazetarien Elkargoa reiteran que el compromiso de los periodistas y los medios de comunicación debe seguir basándose en la objetividad, en la veracidad de los datos, en el contraste de opiniones, en el rigor y sobre todo en la ética profesional del periodista, que marca la honradez en el ejercicio de este oficio”, afirman.