La FAPE insta a los periodistas a ser activos en la lucha contra la Violencia de Género

En el Día Mundial por la eliminación de la Violencia de Género, la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) insta a los medios y a los periodistas a ser activos en la lucha contra esta lacra social mediante un tratamiento de la información que siga los protocolos y manuales existentes.

También reclama a las empresas que refuercen la seguridad de las mujeres ante las situaciones de acoso laboral y sexual en las redacciones y a través de las redes sociales.

El acoso en las redes a las mujeres periodistas se han incrementado en los últimos años, en un intento de limitar sus libertades.

Los periodistas apostamos por la puesta en marcha de las medidas necesarias para poner fin a esta lacra social y ofrecemos nuestra colaboración para que la lucha contra la violencia de género tenga éxito.

Los periodistas debemos estar especialmente concienciados para insistir en la necesidad de que la igualdad sea una realidad y la violencia contra las mujeres no deja de ser un reflejo de que todavía queda mucho camino que recorrer.

Los protocolos recomiendan que no se trate la violencia machista como un suceso, sino como una vulneración de los derechos de la mujer, y se fomente desde los medios la imagen igualitaria entre hombres y mujeres y el uso del lenguaje no sexista.

En este Día Internacional, la FAPE se suma a la campaña de la Federación Internacional de Periodistas (FIP) contra el acoso a las mujeres periodistas,  que es una realidad, como demuestran las diferentes encuestas y denuncias que han llegado a la organización y que reflejan situaciones denunciables en las propias redacciones y en el ejercicio profesional.

La FAPE organizó, el pasado mes de mayo, una reunión en Santander del Consejo de Género de la FIP ampliado, en la que se aprobó una declaración en la que se exigía que los estados tomen medidas urgentes para hacer cumplir las leyes sobre violencia de género en todas sus formas y para que las empresas asuman su responsabilidad relativa a la seguridad de las mujeres periodistas, así como para introducir o hacer cumplir leyes que aborden el acoso sexual, actuar para apoyar el periodismo ético con una perspectiva de género, abordar los estereotipos de género, la objetivación y evitar la atribución de la culpa a las víctimas.

La FAPE seguirá colaborando en esta lucha e insistiendo en el papel activo que los periodistas tienen que tener, tanto en su ejercicio profesional como en su participación en las asociaciones de las que forman parte.