La FAPE propone a los partidos la eliminación de los bloques electorales

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) reitera su llamamiento a los partidos políticos para que supriman los bloques electorales en las cadenas de televisión y dejen que la información se rija exclusivamente por criterios periodísticos.

La imposición de los bloques supone una limitación del derecho de los ciudadanos a recibir una información imparcial y plural, derecho que se ve claramente coartado por la proporcionalidad (en duración y orden) que establece la ley electoral.
 
La FAPE exige a los partidos que respeten el libre ejercicio del periodismo y dejen el criterio de informar a los profesionales de los medios que están sujetos a los bloques electorales.
 
Ante las citas electorales de abril y mayo, la FAPE propone también a los partidos políticos estas otras reclamaciones para que las incluyan en sus programas:
 
* Cumplimiento efectivo del compromiso de la mayoría de los grupos parlamentarios de derogar o modificar los aspectos que afectan a la libertad de información y al ejercicio libre del periodismo de la Ley de Seguridad Ciudadana (“Ley Mordaza”).
 
* Modificación del Real Decreto 592/2014, de 11 de julio, por el que se regulan las prácticas académicas externas de los estudiantes universitarios, para evitar el trabajo gratis y que el  becario ocupe puestos estructurales, cumpla exclusivamente el horario que fije este periodo y disponga de la correspondiente tutorización.
 
* Facilitar el acceso de la FAPE, como primera organización profesional del país y con implantación en toda la geografía española, a la formación continuada subvencionada a través de las convocatorias de la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (Fundae).
 
* Exigencia de la correspondiente titulación de licenciatura o grado para las convocatorias de plazas de periodistas o responsables de comunicación por las administraciones.
 
* Modificación del Real Decreto 860/2010 que impide ejercer como profesores en centros privados y concertados de lenguas y literatura a profesionales de carreras que no estén adscritas a Humanidades (Periodismo está incluido en Ciencias Sociales). El máster oficial (ofertado por universidades públicas y privadas) que habilita para el ejercicio docente, el conocido MAES, contempla como vía preferente para los periodistas y licenciados/graduados en Ciencias de la Comunicación la especialización en Lengua y Literatura y Lenguas Extranjeras, pero luego no se les permite ejercer ni, por supuesto, entrar en bolsas de empleo de los centros públicos con el fin de adquirir puntos de cara a la oposición.
 
* Incluir en los institutos una asignatura o formación de educomunicación, relacionada con los medios de comunicación,  con el fin de crear ciudadanos más preparados democráticamente y críticos con los medios. Este conocimiento suscitaría, además, un comportamiento ético exigible a los periodistas, medios de comunicación y editores, pero también a los ciudadanos en el uso de las herramientas digitales y las redes sociales, ahora expuestos y sin apenas defensas ante las “noticias falsas”.